Está historia de transformación es acerca de Nereyda, la coordinadora de los Clubes de Impacto con el Centro Nehemías y sobre su experiencia con los Caminantes en la Misión.

Los Caminantes en la Misión es un programa de un año que se ejecuta en asociación con CRWM, uno de los colaboradores internacionales del Centro Nehemías y se sumerge a “Misioneros” en una cultura nueva. Los Misioneros vienen de diferentes países para asociarse con organizaciones en centroamérica y otros Misioneros, sirviendo, adorando, amando y viviendo los cambios que quieren ver en el mundo.

Nereyda se unió con este programa hace un año aquí en Nicaragua porque quería servir a Dios en los lugares más vulnerables y ayudar a quienes lo necesitan más.  Para Nereyda, ser parte de los Caminantes en la Misión le permite llevar la Palabra de Dios y esperanza a las comunidades y a la gente y caminar junto con ellos en sus proyectos de vida.  Además, Nereyda quería la oportunidad de conocer otras culturas en el proceso.

Hay muchos beneficios de ser parte del programa de Caminantes en la Misión.  El más positivo para Nereyda es el poder de aprender.  Ella está aprendiendo a cómo ser más humilde, tener más empatía y sentir el sufrimiento de otros como si fuera de ella. También, ella está aprendiendo a cómo ser valiente y no tener miedo de nadie porque Dios está cuidando de nosotros y sobretodo, cómo ser positiva y tener fuerza cuando los retos de la vida se presenta.

Ser parte de un programa que empuja a la gente a crecer tiene retos.  El reto más difícil de ser una Misionera para Nereyda es la diferencia de idiomas entre su idioma nativo diferente al que hablan los Misioneros.  A pesar de esto, Nereyda puede ser positiva y aprende del conocimiento de otros Misioneros de los otros países y sus culturas y experiencias.

Compartir experiencias y vida con otros Misioneros es una gran parte del programa. Para Nereyda, a compartir vida con otras personas es una manera hermosa de servir a Dios. Recientemente, ella tuvo la oportunidad de compartir con los Misioneros de otros países centroamericanos la transformación que está tomando lugar en las comunidades de los departamentos de León y Chinandega a través de los Clubes de Impacto. Además ella ha visto y ayudado en las vidas de los jóvenes en riesgo que son parte de los Clubes de Impacto. También ella ha podido mostrar los valores y habilidades que pueden ayudarlos a cómo ser responsables en sus vidas y ser agentes de cambio en sus comunidades.  

Nereyda dijo: “Cumplir un año en caminantes es lo mejor que me ha pasado”. Ella tiene gran pasión para servir, ayudar, aconsejar y enseñar a otros y ella puede hacerlo a través del programa de Caminantes en la Misión y los Clubes de Impacto con el Centro Nehemías.

Su experiencia con los Caminantes en la Misión ha cambiado cada parte de su vida, incluyendo su matrimonio. Nereyda ha visto como ella misma y su esposo han crecido espiritualmente y han empezado a tener compasión y empatía por otros. Nereyda está muy agradecida de que su esposo haya  ayudado mucho y le permitió ser parte de este programa.  

Nereyda dijo: “Caminantes es un excelente programa que permite crecer a personas con voluntad de servir integralmente en todas las áreas de la vida, fortalece nuestra intimidad con Dios a través del seguimiento espiritual y aumenta nuestras habilidades personales”. Su experiencia como una Misionera ha permitido a ella trabajar y aprender de gente de otras culturas y escuchar sus historias de servicios y testimonios de éxito.

Nereyda continúa sirviendo a Dios en Nicaragua con el Centro Nehemías. Para más información a cerca de los Caminantes en la Misión, puede ver su blog aquí: https://cohortofmissioners.wordpress.com/