Los índices de ‘analfabetismo digital’ en Nicaragua, todavía son muy altos. Según el Informe sobre Economía del Conocimiento en Centroamérica*, nuestro país se ubica en la posición número 131 entre 148 naciones, en lo referente a educación y acceso a Tecnologías de Información y Comunicación. Honduras ocupa el puesto número 99 y Costa Rica la posición 58.

Expertos de la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN), opinan que este país se encuentra “rezagado” para competir en una economía mundial sustentada en el conocimiento, porque la gente no tiene acceso a Internet… y apenas un 5% de las escuelas a nivel nacional, tienen una computadora.**

El factor acceso es la clave. Una computadora, en Nicaragua, puede costar hasta un 40% más que en Estados Unidos o Panamá. El servicio de internet -medianamente funcional- cuesta un 10% del valor de una canasta básica. A estos costos habría que sumarle las tarifas por licencias de software que sencillamente “andan por las nubes”. En resumen, aprender a manejar una computadora es un sueño difícil de alcanzar, especialmente para los más jóvenes.

A pesar de todo, muchas escuelas cristianas están haciendo un esfuerzo extraordinario para reducir esos índices de analfabetismo digital, ayudando a las nuevas generaciones en el desarrollo de habilidades para manejar las herramientas tecnológicas. Todavía, sin embargo, deben sortear muchas dificultades.

“Los laboratorios de computación de nuestras escuelas, vienen a ser como ‘museos’ porque trabajan con máquinas donadas que han venido quedando obsoletas,” explica Rafael Castro, facilitador de una red de profesores cristianos de computación que se ha formado, precisamente, para apoyar a las escuelas en la misión de entregarle al país, jóvenes digitalmente alfabetizados. Esta red se llama REDPROCOM.

“Nos dedicamos a brindar asistencia técnica, asesoría en planificación académica, mantenimiento y reparación de software y hardware, pero lo más importante, a brindar capacitación en el uso de Software libre, que es completamente gratis y que es muy funcional para las escuelas cristianas,” detalla Rafael Castro, licenciado en idioma inglés y profesor de computación.

REDPROCOM, en colaboración con ACECEN (Asociación de Centros Educativos Cristianos Evangélicos de Nicaragua), ha logrado brindar algún tipo de apoyo clave a más de 30 escuelas cristianas. “Somos un equipo pequeño –por ahora- pero que se ha mantenido bastante unido,” añade el profesor Castro, quien resume el sueño de REDPROCOM en las siguientes palabras:

-“Nosotros decimos que nuestros laboratorios de computación van a ser los mejores en el futuro, vamos a trabajar para que nuestro programa funcione y luego, cuando esté bien establecido y fuerte, lo vamos a compartir con el gobierno para que pueda ser aprovechado por profesores a nivel nacional.” (ver Video)

Conozca más sobre REDPROCOM y ACECEN

* Documento Descargable con Licencia Creative Commons
** El Nuevo Diario “Nicaragua rezagada en Competitividad”